Geología virtual
www.geovirtual2.cl

Historia de las geociencias y geología

CREDNER (1891): El fondo marino

Trabajos históricos
W.Griem, 2019

Credner, 1891
El Fondo Marino

español - deutsch


Barco científico Gazelle

Barco científico alemán, Gazelle (Krümmel, 1886) [véase en grande]


Krümmel, 1886: Barco científico Challenger

Krümmel (1886): El barco oceanográfico inglés Challenger.



"Los contornos de las propias cuencas oceánicas no siempre coinciden con las costas de los continentes...":
Ya se entiende que los continentes siguen abajo del mar de baja profundidad. En forma indirecta Credner acepa la existencia de Continentes y océanos como dos cortezas diferente. Aunque más abajo en el texto lo niega.

"El fondo marino debe considerarse como una parte hundida de la corteza terrestre, mientras que los continentes han mantenido su nivel anterior o todavía se han elevado por encima de él.":
Casi terminando el capítulo Credner afirma que el fondo marino es corteza hundida. Un argumento a favor de la contracción de la tierra.

"En el centro de toda la longitud del Océano Atlántico, de N a S, hay una cadena de montañas submarinas cuya profundidad por debajo de la superficie es de 1.800 a 3.600 metros":
Credner y otros ya describen el lomo central oceánico en 1891. Además la plataforma continental con su profundidad de 200 metros es comprobada según el texto.

1891: La teoría de evolución de Darwin ya se publicó y en grandes partes del mundo científico aceptada. Todavía se usa la teoría de la contracción de la tierra - aunque Stille y Dana ya trabajan en la teoría de geosinclinales.

 


Cuadro Informativo

Credner, 1891: Publicó en su libro un texto sobre el fondo marino y su interpretación:
Página 16 - 18

Texto en español, Credner (1891) - p.16 - 18:

§ 10: El fondo marino.

Los contornos de las propias cuencas oceánicas no siempre coinciden con las costas de los continentes, sino que rodean la mayoría de las continentes zonas costeras planas, que deben considerarse como prolongaciones submarinas, como bandas de continentes cubiertos por el mar, y a las que también pertenecen por ejemplo las islas Gestad.
A menudo es a sólo unos kilómetros de la costa donde el suelo cae a 3.000 metros y más de profundidad, y sólo aquí comienza la verdadera cuenca marina. Así, por ejemplo, la costa este de América del Norte, es decir, Nueva Jersey, todavía se extiende unas 16 millas por debajo del nivel del mar y se hunde sólo 200 metros en toda esta distancia, es decir, no más de 1 m a 590; sólo entonces el fondo marino se hunde en las profundidades. Debemos nuestro conocimiento actual del relieve del fondo marino y sus diferencias de profundidades principalmente a las expediciones marítimas de la "Gazelle" alemana, el Challenger inglés y el Tuscarora americano.

La cuenca del Océano Atlántico.
En el centro de toda la longitud del Océano Atlántico, de N a S, hay una cadena de montañas submarinas cuya profundidad por debajo de la superficie es de 1.800 a 3.600 metros, y desde las cuales se elevan varias islas volcánicas sobre el nivel del mar (Tristán, Santa Elena, Ascensión, Azores).
Desde aquí se ramifica a unos 10° de latitud norte una cordillera submarina en dirección oeste hacia la costa de Sudamérica. Por estas elevaciones del terreno, el océano Atlántico se divide primero en 3 cuencas principales con profundidades de más de 6000 m, que luego se dividen en "profundidades", "canales" y "cuencas" individuales: un valle longitudinal oriental desde la salida del Canal de la Mancha hasta cerca del Cabo de Buena Esperanza con el "Canal de las Azores Orientales", la "Cuenca de Capverdian" y la Cuenca de África Occidental, - una cuenca principal del noroeste entre las Azores, Antillas y la costa este de América del Norte" con la "profundidad de las Indias Occidentales", el "Canal de las Azores Occidentales", la "Caldera del Atlántico Norte" y la "Cuenca del Labrador" y, por último, la cuenca principal de Brasil entre la costa este de América del Sur y el lomo axial del Atlántico Sur.

La cuenca del Océano Pacífico desciende abruptamente desde la costa norteamericana a profundidades de más de 5000 m hasta alcanzar finalmente los 8000 m cerca de la costa de Japón.
En contraste con el fondo uniforme de esta parte del Océano Pacífico, una serie de elevaciones y depresiones se alternan en el lado asiático más al sur. Desde esta parte norte del Océano Pacífico, la parte sur está separada por una meseta submarina que se extiende desde las "Islas de Amistad" hasta la Patagonia. Las características de estas últimas son las cuencas de agua cerradas por cadenas montañosas cerradas en forma de anillo submarino (por ejemplo, el lago Sulu y el lago Celebes).
La cuenca del Océano Índico tiene una profundidad media de 3.500 a 4.500 m entre los meridianos del Cabo de Buena Esperanza, Java y Australia Occidental, y está delimitada a S. por una meseta submarina (2.750 m).

La cuenca del Mar Polar Austral apenas alcanza profundidades superiores a los 1000 m, mientras que la del Mar Polar Septentrional, entre Groenlandia, Islandia, Noruega y la "Meseta Islandesa", alcanza una profundidad de 4.850 m (profundidad del Mar Polar, mientras que su fondo es más llano en las vertientes americana y asiática, presentando la continuación submarina de las vastas llanuras de esos dos continentes.
Las mayores profundidades marinas son de 8341 m en los océanos atlánticos septentrionales (19° 41' N. Br. y 66° 24' O. L.) y de 8513 m en el Océano Pacifico septentrional (44° 55' N. Br. y 152° 26' Ö. L.). Krümmel estima la profundidad media de todos los océanos del mundo en 3438 metros. *)

También en el fondo marino se alternan las alturas y las profundidades, pero faltan todas las irregularidades morfológicas que el poder destructivo de las atmósferas y de las aguas que fluyen ha ido desarrollando a lo largo del tiempo en la superficie terrestre a partir del conjunto previamente homogéneo.
Más bien, el fondo marino tiene una superficie monótona y poco ondulada que sube o baja en terrazas suaves y es interrumpida por morfologías graduales del suelo o depresiones en forma de cuenca.

El fondo marino debe considerarse como una parte hundida de la corteza terrestre, mientras que los continentes han mantenido su nivel anterior o todavía se han elevado por encima de él.
Para tener una idea de la configuración de la superficie real de la Tierra, hay que pensar en ella sin agua en absoluto, entonces los continentes se levantarían como mesetas enormes con pendientes pronunciadas en medio de las tierras bajas, suavemente onduladas casi tres veces más extensas en una altura promedio de 3400 m.
Desde el punto más bajo de este último, el lecho marino, hasta la meseta continental, habría que escalar más de 8,5 km de altura vertical, y desde este punto hasta los picos más altos de las montañas que se encuentran en él, unos 8,8 km de nuevo.

Originaltext in Deutsch, Credner (1891):
p. 16-18

§ 10. Der Meeresgrund.

Die Umrisse der eigentlichen ozeanischen Becken fallen nicht immer mit den Küstenlinien der Kontinente zusammen, vielmehr ziehen sich um die meisten der letzteren flache Küstenzonen,, welche als unterseeische Fortsetzungen, als vom Meere bedeckte Bänder der Kontinente zu betrachten sind, und denen auch die Gestadeinseln angehören. Oft erst meilenweit von der Küste stürzt der Boden 3000 und mehr Meter tief ab, und erst hier beginnt das eigentliche Meeresbecken. So erstreckt sich z. B. die Ostküste von Nordamerika, namentlich von New Jersey, unterhalb des Meeresspiegels noch etwa 16 Meilen weit hinaus und senkt sich auf dieser ganzen Entfernung nur 200 m, also nicht mehr als 1 m auf 590; erst dann stürzt sich der Meeresgrund in die Tiefe.
Unsere gegenwärtigen Kenntnisse vom Relief des Meeresgrundes und seiner Niveauverschiedenheiten verdanken wir vorzüglich den See-expeditionen der deutschen Gazelle, des englischen Challenger und der amerikanischen Tuscarora.

Das Becken des atlantischen Ozeanes.
Durch die Mitte der ganzen Längenausdehnung des atlantischen Ozeanes zieht sich von N nach S eine Kette von unterseeischen Bergrücken, deren Tiefe unter der Oberfläche 1800 bis 3600 m beträgt, und von welcher aus sich eine Anzahl vulkanischer Inseln über den Meeresspiegel erhebt (Tristan, St. Helena, Ascension, Azoren). Von ihr aus zweigt sich in ungefähr 10° N. Br. ein unterseeischer Höhenzug in westlicher Richtung nach der Küste von Südamerika ab. Durch diese Bodenerhebungen wird der atlantische Ozean zunächst in 3 Hauptbecken mit Tiefen von über 6000 m geteilt, welche dann weiter in einzelne »Tiefen«, »Rinnen« und »Kessel« gegliedert sind: ein östliches Längenthal vom Ausgange des englischen Kanales bis nahe zum Kap der guten Hoffnung mit der »östlichen Azoren-Rinne«, dem »Capverdischen und dem westafrikanischen Becken«,— ein nordwestliches Hauptbecken zwischen Azoren, Antillen und der Ostküste Nordamerikas« mit der »westindischen Tiefe«, der »westlichen Azoren-Rinne«, dem »nordatlantischen Kessel« und dem »Labrador-Becken«, und endlich das brasilianische Hauptbecken zwischen der Ostküste Südamerikas und dem axialen südatlantischen Rücken.
Das Becken des stillen Ozeanes senkt sich von der Küste Nordamerikas steil bis zu Tiefen von über 5000 m, um endlich dicht an der Küste von Japan 8000 m zu erreichen. Im Gegensätze zu dem gleichförmigen Boden dieses Teiles des stillen Ozeanes wechseln etwas weiter südlich an der asiatischen Seite eine Anzahl Bodenerhebungen und Vertiefungen mit einander ab. Von diesem nördlichen Teile des pazifischen Ozeanes wird der südliche durch ein submarines Plateau getrennt, welches sich von den Freundschaftsinseln bis nach Patagonien erstreckt. Charakteristisch für denselben sind durch unterseeische ringförmig geschlossene Höhenzüge abgesperrte Wasserbecken (z. B. Sulu See, Celebes See).
Das Becken des indischen Ozeanes besitzt zwischen dem Meridiane des Kaps der guten Hoffnung, Java und West-Australien eine mittlere Tiefe von 3500 bis 4500 m, und wird weiter nach S. zu von einem unterseeischen Plateau (2750 m) abgegrenzt.
Das Becken des südlichen Polarmeeres erreicht kaum größere Tiefen als 1000 m, — das des nördlichen Polarmeeres hingegen zwischen Grönland, Island, Norwegen und dem »isländischen Plateau« eine solche von 4850 m (Eismeertiefe), während sein Boden an der amerikanischen und asiatischen Seite flacher ist, indem er die submarine Fortsetzung der ausgedehnten Ebenen jener beiden Kontinente vorstellt. Die größten, bis jetzt geloteten Meerestiefen belaufen sich auf 8341 m im nördlichen atlantischen Ozeane (19° 41' N. Br. und 66° 24'W. L.) und auf 8513 m im nördlichen stillen Ozeane (44° 55' N. Br. und 152° 26' Ö. L.). Die mittlere Tiefe sämtlicher Weltmeere wird von Krümmel auf 3438 m geschätzt. *)

Auch auf dem Meeresboden wechseln Höhen und Tiefen miteinander ab, nur fehlen alle die Unebenheiten, welche die zerstörende Kraft der Atmosphärilien und fließenden Gewässer im Laufe der Zeit auf der Erdoberfläche aus dem früher nur wenig gegliederten Ganzen herausgearbeitet hat. Es besitzt vielmehr der Meeresgrund eine einförmige, flachwellige Oberfläche, welche sich in sanften Terrassen hebt oder senkt und von allmählichen Bodenanschwellungen oder beckenförmigen Einsenkungen unterbrochen wird.

Man hat den Meeresgrund als gesunkene Teile der Erdkruste zu betrachten, während die Kontinente ihr ehemaliges Niveau beibehalten oder sich noch über dasselbe gehoben haben. Um eine Vorstellung von der Konfiguration der eigentlichen Erdoberfläche zu bekommen, muss man sich dieselbe ganz ohne Wasser denken, dann würden sich die Kontinente als steil geböschte, gewaltige Plateaus inmitten des fast dreimal so weit ausgedehnten welligen Tieflandes im Durchschnitte 3400 m hoch emporheben. Vom niedrigsten Punkte dieses letzteren, des Meeresgrundes, bis zu dem Kontinentalplateau würde man über 8,5 km Vertikalhöhe, und von diesem bis zu den ihm aufgesetzten höchsten Gebirgsgipfeln von neuem etwa 8,8 km zu steigen haben.


linea 300

Historia de las geociencias
Geología en dibujos históricos

Literatur Picto

Profundidad y plataforma continental:
Plataforma continental (Beche, 1852)
Plataforma continental y profundidades (Rossmässler, 1863)
Profundidades del océano (Naumann, 1850)
Profundidades del océano (Krümmel, 1886)
Texto: El fondo marino (Credner, 1891)
Plataforma continental (Krümmel, 1886)
Plataforma continental y el océano (KAYSER, 1912)


Océanos y continentes
Mapa Atlántico - sur (Krümmel, 1886)
Texto: El fondo marino (Credner, 1891)
Modelo geotectónico (KAYSER, 1912)
Distribución terremotos (Montessus de Ballore)
Movimientos del polo norte (Walther 1908)


Teoría de la Contracción
Teoría de la Contracción (Credner, 1891)

próxima página en geovirtual

El Autor
Hermann Credner (1891)

Apuntes Geología General

Museo Virtual
listado de épocas / periodos

Taxonomía

Historia de las ciencias de de la tierra - minería, geología y paleontología
Índice principal - geología
Contenido completo
Contenido "geología general"
Contenido "paleontología"
Contenido "Tectónica"
Contenido "Depósitos Minerales"
Contenido Minería y Minas

Digitalización del texto:
El libro se digitalizo con camera fotográfica Canon XSi, OCR y mejoramiento para PDF se realizo con ABBYY fine Reader [versión 14]. Las hojas finalmente se preparó con Corel Photo Paint para PDF.
Los textos en alemán se adaptó levemente a una ortografía actual.

CREDNER, H. (1891): Elemente der Geologie. - 796 páginas, 579 figuras; Séptima edición; Verlag von Wilhelm Engelmann, Leipzig (Alemania)
Colección W. Griem

geovirtual - chile: Geología, historia, Atacama, Minería
No se permite expresamente la re-publicación de cualquier material del Museo Virtual en otras páginas web sin autorización previa del autor: Condiciones, Términos - Condiciones del uso
Página anterior en geovirtual.cl Historia de las geociencias en ilustraciones
Geología en textos e ilustraciones históricas
próxima página en geovirtual
Linea en plateada para geovirtua2.cl

www.geovirtual2.cl
Apuntes y geología
Apuntes
Apuntes Geología General
Apuntes Geología Estructural
Apuntes Depósitos Minerales
Apuntes Exploraciones Mineras
Recorrido geológico: Fotos
Colección virtual de minerales
Periodos y épocas
Sistemática de los animales
Módulo de referencias - geología
Historia de las geociencias
Geología en ilustraciones históricas
Índice principal - geología
Museo Virtual e Historia
Entrada del Museo virtual
Historia de las geociencias
Minería en dibujos  históricos
Fósiles en imágenes históricas
Autores de trabajos históricos
Índice principal - geología
---
Región de Coquimbo, Chile
Región de Coquimbo
Historia de la Región Coquimbo
Ferrocarriles (Coquimbo)
Índice de lugares y nombres
---
Imágenes de Chile
Región de Atacama, Chile
Región de Atacama / Lugares turísticos
Historia de la Región
Minería de Atacama
Geología de Atacama, Chile
El Ferrocarril
Flora Atacama
Fauna Atacama
Mirador virtual / Atacama en b/n
Mapas de la Región / Imágenes 3-dimensionales
Clima de la Región Atacama
Links Enlaces, Bibliografía & Colección de Libros
Índice de nombres y lugares
sitemap - listado de todos los archivos - contenido esquemático - Informaciones sitio geovirtual.cl

geovirtual2.cl  / contenido esquemático / Entrada del Museo virtual Historia de las geociencias y minería
Barra basis geovirtual - literatura histórica en las geociencias
© Dr. Wolfgang Griem, Chile - todos los derechos reservados (Mail a Wolfgang Griem Uso de las páginas de geovirtual.cl y geovirtual2.cl)
Publicado: 9.6.2019; actualizado: 9.6.2019
mail - correo electrónico - contacto
Todos los derechos reservados
No se permite expresamente la re-publicación de cualquier material del Museo Virtual en otras páginas web sin autorización previa del autor: Condiciones, Términos - Condiciones del uso.